Blog

Impuestos sobre los cigarrillos – AAMS contra todos

Según la AAMS la «tasa mínima» no debe ser abolida, aunque el 28 de febrero pasado la Comisión Europea haya promovido un procedimiento de infracción contra la República Italiana por la aplicación discriminatoria del impuesto de fabricación mínimo.

Aunque el 5 de abril el TAR del Lacio la haya anulado porque evadía la sentencia de la Corte de Justicia europea que abolía el precio mínimo; y aunque el 9 de mayo haya sido presentado en el Senado un acto que sostiene que este impuesto está en contra de las directivas europeas (2011/64/UE).

En lugar de resignarse y abolirla, como los otros países europeos, la AAMS presentó ante el Consejo de Estado un recurso de apelación contra la decisión del TAR del Lacio que anuló la «tasa mínima». El próximo 3 de julio tendrá lugar la audiencia.

Activistas aficionados en peligro

El recurso de apelación de la AAMS basa sus argumentos en una interpretación muy particular del término «mínimo». Según el diccionario italiano, este término implica el menor monto que se aplica a la categoría de producto de referencia, en nuestro caso, los cigarrillos. Según la AAMS no: debe existir un impuesto de fabricación mínimo para ciertos cigarrillos y otro un 15% más alto para otros, aunque sean vendidos a un precio más bajo.

Luciana Sbarbati

Luciana Sbarbati

Para el numeroso grupo de senadores que suscribió la interpelación a la senadora Luciana Sbarbati, entre los que figuran Gaetano Quagliariello, Mario Baldassarri, Lamberto Dini y Franco Marini, «tal aplicación del cálculo de los impuestos de fabricación provoca un indiscutido proteccionismo hacia las marcas de cigarrillos que se venden a precios más altos y por lo tanto un serio impacto sobre las dinámicas competitivas» y «una aplicación selectiva de un impuesto de fabricación mínimo más alto solamente a productos comercializados a bajo precio anula la ventaja competitiva de los productores más eficientes y distorsiona sensiblemente las dinámicas competitivas, favoreciendo a las grandes multinacionales del tabaco en perjuicio de los pequeños productores».

En la interpelación «se hace notar como en el mercado italiano las multinacionales tabacaleras (PM, BAT y JTI) que poseen más del 90% del mercado, son las que se benefician con esta norma». Esta aplicación discriminatoria del impuesto de fabricación mínimo «favorece claramente el oligopolio de las multinacionales tabacaleras en Italia».

Este oligopolio, que Yesmoke ha denunciado públicamente desde hace largo tiempo, ha permitido que las multinacionales tengan en Italia utilidades superiores a las que tienen en los otros países de la Comunidad Europea, en perjuicio de los ingresos fiscales. Pero el abogado Ferrara dijo acerca de las acusaciones de Yesmoke: «totalmente gratuita parece la afirmación de que el presunto cártel estaría coordinado por la AAMS, por lo que se evaluará, de ser oportuno, si se cumplen las condiciones para acudir a la vía legal con el fin de tutelar la honorabilidad de la Administración».

Desinformación – AAMS

A dos meses del fallo del TAR del Lacio, la AAMS sigue sin actualizar la tabla de repartición del precio de los cigarrillos según lo establecido por dicha sentencia. Esta tabla es un punto de referencia de los operadores del sector y su falta de actualización está generando caos. La AAMS parece creer que todo se «arreglará» pronto si el Consejo de Estado se pronuncia a favor de restablecer la tasa mínima, cosa que es técnicamente imposible.

Para saber más

Artículos Relacionados

Conecte con nosotros

Comuníquese con nosotros y seguir nuestras actualizaciones en su red social preferida.