Blog

«Ass-kissers» de Italia

Los políticos corruptos y serviles son la base del negocio de Big Tobacco. La necesidad de sobresalir y la tendencia a lamer el culo (no sólo a los productores de cigarrillos) – He aquí los modelos de referencia y la carrera de los ass-kisser italianos.

¿Qué es un «Ass-kisser» italiano?

El ass-kisser es un idiota falto de espíritu crítico, que admira y respeta a la gente que importa, que durante la noche sueña con ser amigo de la familia Rothshild o vivir en Goldman Sachs.

El ass-kisser es un lame- culos que vive a costa de la gente trabajadora que ni siquiera lo nota. Está fascinado de pertenecer a logias secretas en las que, siendo todo lo contrario de un «iluminado», alimenta las filas de los «idiotas útiles».

El ass-kisser aspira al «aprecio y la consideración» de los potentes, a aparecer en la televisión, a ser invitado a fiestas exclusivas. Y para alcanzar estas metas dispone del dinero de la comunidad, que puede utilizar con garantía de impunidad.

¿Italia o italia? Ya no son los tiempos en los que nos armábamos para expulsar al invasor. Las últimas décadas parecen haber producido una clase política que se encuentra a favor de fuerzas ocultas, que desea un país con instituciones serviles, capaces de perjudicar a su propia gente con tal de no disgustar al extranjero de turno.

Los modelos de referencia

En Italia se ha instalado una tendencia contraeducativa y chabacana, que permite sobresalir ya no gracias al sacrificio y el mérito, sino gracias al pertenecer a una «élite» de personajes que no son artífices de nada, cuya única peculiaridad es la apariencia y el éxito.

A esta formación «sin oficio ni beneficio», que impera hoy en nuestro país y sobre la cual ha sido construido el estereotipo de la Italia que cuenta, han sido adjudicados roles de «alto prestigio», a fin de que puedan exhibirse delante de la gente.

Los grandes hombres de nuestros tiempos aman posar para el fotógrafo llevando el timón de su yate como modernos Cristóbal Colón, y a los italianos se les ha enseñado a brindarles a ellos su tributo de admiración y respeto.

Creando estos modelos de referencia, el poder económico mundial logra obtener un país dócil, servil, falto de ideales, ocupado en correr detrás de los falsos mitos de la celebridad. Un país de estúpidos, condición indispensable para poder sustraer riqueza siguiendo sus propios planes y sin encontrar resistencia alguna.

La carrera

Profesor universitario, investigador, escritor, magistrado, opinionista, lobbista, top manager, filósofo, agente inmobiliario, VIP, estadista…eso es lo que sueña ser un idiota de hoy para alcanzar la cumbre de la elegancia. Así se lo compra con un surtido de gratificaciones, entre las cuales encuentra fácilmente un posición que colma sus aspiraciones, factor esencial a fin de usarlo para sus propios proyectos.

En esta “italia” los vivos del mundo «valoran» y dejan aflorar a los elementos más adecuados, les abren a ellos las puertas de sus hogares, instauran vínculos de amistad para que éstos los ayuden robar mejor el dinero a su misma gente a cambio de «aprecio y consideración».

De esta manera hoy Italia se reduce a un show de loros: éstos ocupan posiciones de «alto prestigio», se hacen cargo de «enormes responsabilidades», son personas «equilibradas y con sentido común», evitan las «actitudes extremistas que no benefician a nadie», «respetan las instituciones», el «sentido de estado», tienen «confianza en la justicia», «sentido de la responsabilidad», «realismo»…

Ass-kissers manos a la obra: Asociaciones, fundaciones, «Lobbistas»…

Las multinacionales del tabaco han tomado el lugar de las viejas corrientes y, financiando múltiples fundaciones y asociaciones, han condicionado la agenda política italiana. Las asociaciones de consumidores, esponsorizadas por las multinacionales o por organizaciones financiadas por éstas, proclaman eslóganes con «la salud de los niños» siempre en primer lugar…sin abrir nunca la boca sobre la cajilla de 10 cigarrillos. El alto dirigente demócrata-cristiano, el ex-partisano, el científico bajan a la cancha en defensa del precio mínimo sin saber siquiera de qué se trata, ofreciéndonos un retrato de la penetración de las multinacionales del tabaco en la sociedad italiana.

Carlo Rienzi, presidente de Codacons

Carlo Rienzi, presidente de Codacons

Según la Unión Europea «El Precio mínimo tutela las ganancias de los productores en detrimento de los ingresos del Estado». Pero CODACONS, Coordinación de las Asociaciones de Defensa del Ambiente y los Consumidores, parece preferir la tutela de las ganancias de Philip Morris. De hecho, CODACONS se ha alineado junto a Big Tobacco, contra la Unión Europea y contra Yesmoke S.p.A., en el recurso presentado contra el Precio mínimo de los cigarrillos. «Buscando una mejor tutela de la salud de los consumidores en general, y de los consumidores menores en particular…» dijo el presidente, Abogado. Prof. Carlo Rienzi.

Para el Movimiento italiano de Padres (MOIGE), que lleva adelante campañas de pseudoprevención gracias al dinero de Philip Morris y de la Federación Italiana de Cigarrería (FIT), a su vez subvencionada por Philip Morris, «es preocupante el hecho de que la Unión Europea quiera abolir el Precio mínimo de los cigarrillos».

Según el REF (Investigaciones Economía y Finanzas), el espónsor está antes que nada. He aquí la presentación de su publicación en el mercado del tabaco de Italia: «Tobacco Observatory es una iniciativa de British American Tobacco Italia a fin de promover un enfoque amplio y transparente en el tema tabaco». Una presentación que es todo un programa… El problema es que AAMS toma este «enfoque amplio y transparente» y lo lleva al ministro de turno que dice: «Bien muchachos, sigan así».

Renzo Patria

¿Quién es más mafioso? ¿El que besa a Toto Riina en la mejilla, o el que trabaja para que Philip Morris, el ladrón más grande de la historia de Italia, siga llevándose a casa millones de euros de los italianos? El diputado Renzo Patria, de Forza Italia, viejo político de alto cargo demócrata-cristiano, conocido como el «Lobbista» número uno de Philip Morris en Italia …¡qué gran prestigio!

Después de la «Assotabacco», supuesta «Asociación Nacional de Empresas Europeas Productoras de Cigarrillos», con la la que había logrado entrar en la Confindustria, lo último del Diputado Patria fue «Filtabacco», que se hace  «Portavoz de la opinión de los sujetos que participan en el sector del tabaco en Italia». Con «Filtabacco», Patria entró en Bruselas, donde hasta llegó a representar a Yesmoke, a nombre de la cual pidió «el Precio mínimo de 5 euros en toda Europa».

Mario Pirani

Mario Pirani

En Italia hoy no hay nada mejor que la credibilidad de quien, un día sí y otro también, se llena la boca hablando de Resistencia y Constitución. Con un lindo artículo que elogia el Precio mínimo, publicado en el periódico “Repubblica” el 23 de febrero de 2009, también Mario Pirani, glorioso ex partisano, sintió la necesidad de poner su granito de arena para apoyar la causa de los productores de cigarrillos extranjeros, obviamente «En defensa de la salud pública».

Cuando está Big Tobacco de por medio, aun los profesores se olvidan cómo sumar y restar. En 2008 el profesor Silvio Garattini, uno de los más grandes científicos italianos, proponía un desafío: «Un euro más por cada cajilla, cigarrillos más caros para financiar la investigación». Pero he aquí lo que declaraba el profesor un año después: «El 6 por ciento de los fumadores dejaría si el Precio mínimo subiera a 5 euros». Tal vez Garattini no tiene facilidad para sumar y restar, porque agregar un euro a la cajilla y aumentar el Precio mínimo no es lo mismo. En el primer caso el dinero va para el Estado, en el segundo va para los productores. …¿Se habrá arreglado de otra manera para financiar la investigación?

Para saber más

Conecte con nosotros

Comuníquese con nosotros y seguir nuestras actualizaciones en su red social preferida.