Historia

Nos movemos a Turín en Italia

En el verano de 2005 los «contrabandistas», tal vez también «mafiosos», sin importarles la intimidación contra ellos en Italia, trasladan la producción de Suiza a Turín, donde se construye una fábrica con una capacidad productiva anual de 50 millones de cartones (10 mil millones de cigarrillos).

El traslado del nuevo establecimiento a Italia, en la Comunidad Europea, se produce por motivos fiscales, por el mercado de destino de la producción.

Los «Yesmoke», en efecto, podrán conseguirse, a partir de otoño de 2007, en los comercios de la Comunidad Europea. Por lo tanto, deben elegir obligatoriamente, producir en Europa.

«¿Cómo esperan producir cigarrillos en un país como éste?» dijeron enseguida los escépticos. Italia es, de hecho, el «coto de caza» de Philip Morris.

En Italia Philip Morris está cortando el bacalao desde hace más de 30 años: difundió el contrabando, dejó una cuenta de decenas de miles de millones de dólares de evasión fiscal. Y aquí todos se han quedado callados.

Yesmoke, en cambio, tiene la costumbre de hacerse sentir, porque no hay nada más constructivo que un debate abierto, que se supone comenzará pronto. Italia sería el país ideal.

El establecimiento de Turín será la copia del establecimiento de una multinacional, utilizará las mismas maquinarias que Big Tobacco, en todas sus fases de producción. Será autónomo durante todo el proceso de tratamiento del tabaco y de producción de filtros, y tendrá una tipografía interna.

Italia es el país donde las multinacionales del tabaco tienen el poder absoluto y nadie las molesta. Todos estamos deseosos de saber lo que va a suceder.

Conecte con nosotros

Comuníquese con nosotros y seguir nuestras actualizaciones en su red social preferida.