El tabaco Virginia (llamado también Flue-cured) se cultiva en unos 75 países, desde Nueva Zelanda a Alemania y especialmente en China, Estados Unidos, Brasil, India y Zimbabue, y llega a cubrir aproximadamente el 40 % de la producción mundial de tabaco.

Hay muchas clases de tabaco. El clima, la composición del suelo, la variedad, el tratamiento y el uso que se le dará son los factores que determinan forma de clasificarlo.

El nombre flue-cured proviene del método de tratamiento con el que el calor se distribuye en todo el «curing barn» por medio de conductos, o «flues».

En el mercado mundial el flue-cured se conoce como Bright y Virginia. Se usa casi exclusivamente para mezclas de cigarrillos. Las hojas más grandes son utilizadas en mezclas para tabaco de pipa. Algunos cigarrillos ingleses son 100% Virginia.

La hoja Virginia tiene un alto porcentaje de azúcar y nitrógeno. Este porcentaje aumenta si la hoja es recogida en un avanzado estado de maduración y a través de un proceso específico que hace que se den algunos cambios químicos en su interior.

Las hojas de tabaco Virginia presentan diversos colores, limón, anaranjado, caoba y son relativamente grandes. Las más grandes se encuentran en la mitad del tallo.

Una planta bien cultivada alcanza una altura que va de 39 a 51 pulgadas, con 18-22 hojas por cosecha. La producción oscila entre las 2200 libras/A y las 3000 libras/A. Las hojas se cosechan apenas maduras.

El tabaco Virginia se cultiva en unos 75 países, desde Nueva Zelanda a Alemania. Los mayores productores del mundo son China, Estados Unidos, Brasil, India y Zimbabue. Los mayores exportadores del mundo son China, Brasil, India y Zimbabue.

En Estados Unidos se cultiva en los siguientes estados: Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y Florida y una pequeña cantidad en Alabama.

Conecte con nosotros

Comuníquese con nosotros y seguir nuestras actualizaciones en su red social preferida.