Inhalador de nicotina

El inhalador de nicotina es muy similar al cigarrillo, pero no se fuma. Es un cartucho que contiene nicotina que se vaporiza (en la dosis previamente fijada) cada vez que se sienten deseos de fumar un cigarrillo.

Si bien el inhalador ayuda a reducir los efectos de la abstinencia a la nicotina, se necesita fuerza de voluntad, puesto que no puede eliminar completamente el deseo de fumar.

Las terapias sustitutivas de la nicotina (NRT), que en este momento son aprobada por la FDA (ente gubernamental americano que controla los alimentos y los fármacos) para ser utilizadas en USA, incluyen también las pastillas de nicotina, el aerosol nasal de nicotina y el inhalador de nicotina.

Hay pocas pruebas concluyentes de que un producto sustitutivo de la nicotina sea mejor que otro, pero algunas personas prefieren el inhalador de nicotina para sustituir el acto de fumar. Tomando la nicotina en forma «limpia», a través del inhalador, los síntomas de abstinencia se reducen y la persona se siente dos veces mejor, como cuando se libera del vicio de fumar.

Si se sintiera la imperiosa necesidad de fumar un cigarrillo, se puede colocar un cartucho de nicotina en el inhalador y aspirar por la boquilla hasta sentir gusto a nicotina. La nicotina vaporizada es absorbida por la mucosa bucal y la garganta y ayuda a superar los deseos de fumar. Se puede seguir inhalando hasta que se termina el gusto a nicotina. A la mayoría de las personas el cartucho le dura alrededor de 20 minutos si lo inhalan de manera intensa.

Muchos usan seis cartuchos al día (doce cartuchos es el máximo recomendado para las 24 horas). Se ha podido comprobar que en los días fríos difícilmente se llegue a inhalar la misma cantidad de nicotina que en los días cálidos.

Por último, se recomienda limpiar seguido la boquilla, enjuagándola con agua por motivos de higiene.

¿Qué eficacia tiene el inhalador de nicotina?

Los inhaladores, como todas las otras terapias sustitutivas de la nicotina disponibles en los comercios, llevan casi al doble las probabilidades de dejar de fumar respecto de la fuerza de voluntad sóla.

Hay pocas pruebas de que un producto con nicotina sea mejor que otro y por lo tanto es muy subjetiva la elección del producto más adecuado.

Muy rara vez, la combinación de dos terapias sustitutivas de la nicotina resulta mejor en los fumadores habituales. Esto debería ser intentado bajo control médico.

¿Son seguros los inhaladores de nicotina?

Los inhaladores de nicotina son seguros para la mayoría de los que tratan de perder el vicio de fumar. Poner atención en caso de:

Embarazo

La nicotina puede acarrear consecuencias en la circulación sanguínea del feto en fase de gestación y puede tener un efecto significativo al enlentecer el crecimiento del feto, llevándolo a tener bajo peso al momento de nacer. Eso no quita que los riesgos de una terapia sustitutiva con nicotina sean menores respecto de los riesgos que se podrían correr si se sigue fumando. El humo del cigarrillo expone al feto a una dosis mayor de nicotina, así como a un cierto número de sustancias químicas nocivas.

La mayor parte de los médicos recomienda a las mujeres embarazadas buscar otras formas para dejar de fumar, antes de sugerirles una terapia sustitutiva con nicotina. Si se prescribe una terapia sustitutiva con nicotina, sería mejor utilizarla «según las necesidades» en vez de como terapia continua.

Problemas cardíacos

Desde el momento en que la nicotina puede acelerar el latido cardíaco y aumentar la presión sanguínea, quienes tengan antecedentes de infarto o problemas cardíacos (por ejemplo, angina de pecho o arritmias) deberían estar atentos al realizar terapias sustitutivas de la nicotina. Consulte a su médico antes de su uso.

Problemas médicos específicos

Personas que sufran hipertiroidismo, diabetes, úlceras pépticas, severos problemas renales o hepáticos deben discutir sobre sus condiciones de salud con su médico antes de comenzar una terapia sustitutiva con nicotina.

Personas menores de 18 años

La terapia sustitutiva con nicotina en general no está recomendada en menores de 18 años, fundamentalmente porque estos productos han sido testeados sólo sobre adultos.

¿Hay reacciones adversas?

Se puede advertir un leve dolor en la cavidad bucal o en las encías cuando se utiliza el inhalador, sobre todo si se usa la cantidad máxima de cartuchos por día. Mientras se utiliza el inhalador y no se fuma, los efectos adversos de la terapia sustitutiva de la nicotina son casi siempre leves e incluyen nauseas, molestias y dolores musculares o percibir los sueños como si fueran realidad.

¿Qué ventajas tiene el inhalador de nicotina?

  • sencilla utilización;
  • eficacia;
  • a algunos fumadores les gusta utilizar un sustituto físico del cigarrillo cuando están dejando de fumar;
  • disponer de nicotina cuando es necesario.

¿Qué desventajas tiene el inhalador de nicotina?

  • es un método muy visible para dejar de fumar;
  • puede causar molestias en la cavidad bucal en algunas personas;
  • a algunos fumadores no les gusta el sabor del cartucho de nicotina del inhalador.

Cómo dejar de fumar

Conecte con nosotros

Comuníquese con nosotros y seguir nuestras actualizaciones en su red social preferida.