Tabaquismo

Parches de nicotina

Los parches de nicotina tienen el aspecto de grandes tiras adhesivas y se aplican sobre la piel. El parche contiene nicotina, que es liberada lentamente en el organismo a través de la piel. La nicotina liberada es «limpia» (no contiene otras sustancias químicas nocivas que liberan los cigarrillos).

Es la nicotina que tiene el tabaco la que genera dependencia al cigarrillo, el organismo siente deseos de nicotina. Y este deseo es lo que lo hace empezar a fumar otra vez.

Estos deseos muchas veces se asocian a los síntomas de abstinencia a la nicotina, que incluyen:

  • un fuerte deseo de tabaco;
  • irritabilidad y arranques de ira;
  • pérdida de la concentración;
  • aumento de peso corporal;
  • depresión;
  • dolor de cabeza;
  • agotamiento;
  • estipsis;
  • insomnio;
  • agitación;
  • mareos;
  • ansiedad.

Los parches de nicotina ayudan a los fumadores a superar todos los efectos derivados del dejar de fumar, liberando lentamente nicotina en el organismo. Sin embargo, se necesita fuerza de voluntad, porque la terapia sustitutiva con nicotina no eliminará completamente el deseo de fumar.

Cuando se utilizan parches de nicotina para dejar de fumar, hay que comenzar con parches que contengan una concentración de nicotina más alta en las primeras semanas para pasar después a parches con una cantidad menor de nicotina. Se presentan en parches que liberan una dosis constante de nicotina durante 16 o 24 horas, pero no hay ninguna prueba de que los parches de 24 horas sean más eficientes, o de que disminuir la duración del parche sea mejor que suspenderlo improvisamente. La mayor parte de las personas utiliza los parches de nicotina durante ocho semanas, aunque eso varía de acuerdo al individuo y a la clase de parche.

La nicotina liberada por los parches es absorbida por el organismo más lentamente que la del cigarrillo y hay algunas pruebas de que se puede generar dependencia.

Cómo utilizar parches con nicotina

  • aplicar siempre el parche sobre una zona de la piel libre de vellos y limpia, situada entre el cuello y la muñeca (por ejemplo la parte superior del brazo, los hombros o la espalda);
  • cambiar el punto de aplicación todos los días;
  • aplicar cada parche durante todo el día. ¡No removerlo para fumar un cigarrillo!

¿Los parches de nicotina son seguros?

Los parches de nicotina son seguros para la mayor parte de las personas que está tratando de dejar de fumar. Sin embargo, se debe poner atención en caso de:

Embarazo o lactancia

La nicotina puede acarrear consecuencias en la circulación sanguínea del feto en fase de gestación y puede por lo tanto tener un efecto significativo al enlentecer el crecimiento del feto, llevándolo a tener bajo peso al momento de nacer. Eso no quita que los riesgos de una terapia sustitutiva con nicotina sean menores respecto de los riesgos que se podrían correr si se sigue fumando.

El humo del cigarrillo expone al feto a una dosis más intensa de nicotina como también a un cierto número de sustancias químicas nocivas. La mayor parte de los médicos recomienda a las mujeres embarazadas buscar otras formas para dejar de fumar, antes de sugerirles una terapia sustitutiva con nicotina. Si se prescribe una terapia sustitutiva con nicotina, sería mejor utilizarla “según las necesidades” en vez de como terapia continua.

Problemas cardíacos

Desde el momento en que la nicotina puede acelerar el latido cardíaco y aumentar la presión sanguínea, quienes tengan antecedentes de infarto o problemas cardíacos (por ejemplo, angina de pecho o arritmias) deberían estar atentos al usar parches de nicotina. Consulte a su médico antes de su uso.

Problemas médicos específicos

Personas que sufran hipertiroidismo, diabetes, úlceras pépticas, severos problemas renales o hepáticos deben discutir sobre sus condiciones de salud con su médico antes de comenzar una terapia sustitutiva con nicotina.

Personas menores de 18 años

La terapia sustitutiva con nicotina en general no está recomendada en menores de 18 años, fundamentalmente porque estos productos han sido testeados sólo sobre adultos.

¿Hay reacciones adversas?

La principal reacción adversa que deriva de la utilización del parche con nicotina es la posibilidad de desarrollar molestias en la piel en el punto de aplicación del parche. A veces, esto se debe a que la piel puede reaccionar a la parte adhesiva del parche o a la nicotina que está siendo liberada.

Por tal motivo, puede que los parches no sean adecuados para aquellos que tengan una piel muy sensible o sufran de alergias diversas. Aplicar el parche cada día en distintas partes del cuerpo puede ser de ayuda, así como también el uso de simples cremas antihistamínicas.

Otros efectos adversos pueden ser el insomnio y los trastornos del sueño (retirar el parche después de las 20 cada noche, puede servir), percibir los sueños como realidad y nauseas.

¿Qué ventajas tienen los parches de nicotina?

  • sencilla utilización;
  • eficacia;
  • rápido aporte de nicotina;
  • la posibilidad de variar la potencia de los parches de nicotina permite que este tipo de terapia sustitutiva con nicotina se programe “a la medida” de cada fumador;
  • discreción – los parches pueden quedar escondidos porque se aplican bajo la ropa.

¿Cuáles son las desventajas de los parches de nicotina?

  • irritaciones cutáneas y reacciones alérgicas;
  • pocas ventajas si son aplicados por más de ocho semanas;
  • tentación a seguir fumando mientras se utilizan los parches.

Cómo dejar de fumar

Conecte con nosotros

Comuníquese con nosotros y seguir nuestras actualizaciones en su red social preferida.